REDUCCIÓN DE CLITORIS Y/O CAPUCHÓN DE CLITORIS

El crecimiento del tamaño del clítoris se conoce como hipertrofia de clítoris. Cuando el clítoris presenta un agrandamiento externo anormal puede resultar tremendamente molesto para la mujer que lo padece, no sólo desde el punto de vista estético, sino también funcional, pues convierte las relaciones sexuales en algo doloroso física y psicológicamente. El desarrollo excesivo se puede deber a diferentes factores tales como enfermedades endocrinas, aumento de hormonas como la testosterona, ya sea por alguna enfermedad o por el uso de hormonas en mujeres fisicoculturistas. Otras causas son tumores productores de hormonas, aunque son raros, hay que descartarlos.
Existen diferentes técnicas (clitoroplastia), dependiendo de la gravedad del caso tendremos que escoger la técnica, las dos mas utilizadas son :
1) Pexia de clítoris: Consiste en disecar todo el trayecto del cuerpo del clítoris y retraerlo para fijarlo en el pubis, de esta forma solo escondemos y no dañamos las estructuras nerviosas.
2) Cavernectomia: Consiste en retirar parte de los cuerpos cavernosos, esta técnica la utilizamos en casos muy severos, los cuerpos cavernosos son aquellos que se llenan de sangre durante la excitación sexual y dan mayor volumen, estos se pueden separar de donde se encuentran las raíces nerviosas y disminuir los riesgos de pedir sensibilidad.


CAPUCHÓN DE CLÍTORIS: El capuchón es semejante al prepucio del pene del hombre, en ocasiones puede ser excesivo y cubrir de mas al clítoris, en estos casos el retirarlo deja más expuesta la cabeza del clítoris dando mayor placer sexual a la mujer, es muy semejante a hacer una circuncisión.

No hay comentarios que mostrar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *