Tensión Vaginal Laser

TENSION  VAGINAL    LASER

Desde hace varias décadas los sistemas láser han sido utilizados en distintas especialidades médicas. Actualmente existen nuevas técnicas para su uso en el área de la ginecología.

La tensión  Vaginal Láser, es un procedimiento médico no quirúrgico, que utiliza el efecto térmico de la luz láser para contraer las fibras colágenas del epitelio (mucosa vaginal), y así crear una disminución en el diámetro y longitud vaginal, produciendo un efecto tensor.

El pasar de los años  hace que la piel disminuya la concentración de colágeno y elástica, junto con la disminución de los niveles hormonales de estrógeno se va perdiendo la elasticidad de la piel y mucosas produciendo una relajación, que hace necesario tratamientos cosméticos para mejorar esta condición. El parto es otro factor que contribuye a esta pérdida de elasticidad, pues el paso del bebe por el canal vaginal, estira y rompe muchas fibras que provocan su relajación. El coito también puede dar una vagina más relajada como consecuencia de uso frecuente o tener parejas con penes amplios , haciendo esto, que la cavidad vaginal aumente sus diámetros .

Con el uso del láser  CO2  DEKA , que proporciona un efecto calórico-tensor en el tejido, se puede reducir el diámetro de la vagina, produciendo un resultado inmediato de estrechamiento que aumenta la fricción y consecuentemente maximiza el placer íntimo asociado. En los casos de una incontinencia urinaria leve  hemos encontrado una buena respuesta a este problema  acompañado del uso de ejercicios vaginales o al uso del perineometro.

El procedimiento dura de 10 a 15 minutos y no necesita ningún tipo de anestesia.

 

Captura de pantalla 2013-03-14 a la(s) 13.50.41

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *