O-shot

O-Shot (disparo orgásmico) 

Es un procedimiento ginecoestético no quirúrgico  que tiene como objetivo mejorar el orgasmo, la libido y la excitación sexual de la mujer. 

Consiste en extraer 20 centímetros cúbicos de sangre de la paciente. Dicho líquido se centrifuga y se obtiene plasma rico en plaquetas (prp), posteriormente se prepara con medicamentos y anestésico local y después de 30 minutos se aplica en el clítoris por medio de una inyección. 

El procedimiento lo realizó por primera vez el médico Charles Runels el 14 de febrero de 2009.  Fue un regalo para su esposa, quien se lo pidió. Puesto que el médico llevaba un año pinchándose plasma rico en plaquetas en el pene, logrando como resultado experimentar erecciones más fuertes y duraderas, mejorando su vida sexual. 

Un día después de aplicar la inyección a su pareja comprobaron que los orgasmos de la mujer se habían vuelto más intensos y duraderos. Desde entonces, el medico comenzó a tratar la disfunción sexual de algunas pacientes y bautizó la técnica como O-shot, desde entonces ha sido un éxito.